Rinoplastia: Una segunda oportunidad


Así como les cuento, a pesar de que los riegos en la rinoplastia son mínimos, ya me han realizado dos cirugías de nariz. Hace dos años decidí operarme por cuestiones estéticas porque era muy ancha para mi rostro. Busqué en Internet algunos médicos, pero para ser sincera leí muy poco y rápidamente agendé un turno. Creo que la falta de información fue un error.

Unos meses después de la operación, la punta de mi nariz estaba caída y comencé a tener molestias y problemas respiratorios. Esta situación se fue tornando cada vez peor y llegué a asustarme muchísimo. Una compañera de trabajo también se había realizado una rinoplastia, pero con otro especialista y le quedó la nariz perfecta; así que me recomendó al cirujano plástico que la atendió.

Pedí una primera consulta con el fin de que me explicara cual era mi situación y amablemente me indicó varios estudios. Luego me dijo que no era riesgoso ni complicado lo que me debía hacer para corregir los problemas que tenía. Qué alivio sentí al escuchar esas palabras. No sé por qué, pero me sentía segura y confiada en que esta vez la rinoplastia saldría bien.

El día de la cirugía de nariz estaba un poco nerviosa, pero creo que es normal antes de cualquier operación por muy sencilla que sea. Lo último que recuerdo fue que me dormí y por suerte al despertar todo había terminado. El cirujano plástico me dijo que la rinoplastia había sido un éxito. Ahora sólo tenía que esperar a que me quitaran todo y ver el resultado con mis propios ojos.

Pasaron los días y estaba impaciente por ver mi nueva nariz, pero cuando me
retiraron las vendas pude respirar perfectamente y, al mirarme en el espejo, mi alegría fue inmensa porque mi nariz quedó justo como la había imaginado siempre: perfecta para mi rostro. Estoy muy agradecida con el cirujano plástico por el maravilloso trabajo que hizo. Hace seis meses que me realicé la rinoplastia y los resultados están a la vista.

Rinoplastia

Préstamos por Internet Moni

Los préstamos por Internet ya son muy utilizados en mi país. Mi mamá solicitó uno para arreglar el auto el mes pasado. Ella es maestra y vive en una zona rural donde todos los días para trasladarse al colegio debe tener su propio medio de transporte. Por ese motivo, necesita dinero extra urgente y no contaba con él en ese momento. 

Cuando investigamos sobre las posibilidades de solicitar un préstamo por Internet en Google, dimos con el Sitio Web de Moni. Completamos el formulario y a los días le depositaron el adelanto. Por suerte, a la semana ya tenía el auto funcionando y todo regresó la normalidad. Podrá pagar el adelanto que le dieron en cuotas fijas que se descuentan automáticamente de su cuenta bancaria. 

Los préstamos por Internet son ideales para las personas que no viven en ciudades con bancos y empresas que brindan estos servicios. Mi mamá pudo pedir el anticipo desde el sector rural donde vive, sin tener que trasladarse a la capital. Se ahorró un viaje, los costos de este y la estadía de dos o tres días en un hospedaje.

Ella quedó fascinada y por primera vez entendió los beneficios que puede darnos Internet. Nos abre la puerta al mundo desde cualquier lugar. Ahora voy a solicitar un préstamo por Internet para pagar un viaje que quiero hacer con una amiga a Florida. Tengo ganas de aprovechar estas oportunidades para concretar los planes que no puedo llevar a cabo con un sueldo de maestra rural. Pero estoy orgullosa de serlo, así como también estoy orgullosa de mi mamá que con tanto sacrificio educa niños en el campo. Estamos lejos de las comodidades de la ciudad, pero felices.

Recomiendo los préstamos por Internet a todas mis amigas maestras rurales, porque ellas también viven las situaciones que nosotras enfrentamos. 

Préstamos por Internet

Préstamos Personales Accesibles

Es increíble la cantidad de cosas que se pueden hacer con los préstamos personales. En mi caso no lo solicité por una urgencia, pero sí me hizo muy feliz porque cumplí un sueño. Resulta que se acercaba el verano y yo vivo en un mono ambiente que tiene poca ventilación. En invierno es confortable, pero en verano es un horno. 
El año anterior la pasé súper mal. Así que este año comencé a buscar en Internet precios de los aires acondicionados y todos estaban carísimos, pero había uno en Frávega que era más económico. La condición de la oferta era pagarlo al contado y no contaba con todo el dinero en ese momento. Entonces busqué por Internet qué banco me podría dar un pequeño préstamo y entré al sitio web de una pyme que tenía préstamos accesibles. La contacté, y el personal me respondió rápidamente. Me dieron la información correspondiente al tema y, luego de evaluar mi perfil, me comunicaron que en menos de 72 horas tendría el dinero en mi cuenta.

Estaba ansiosa porque quería comprarlo antes de que acabara la oferta, por suerte en 24 horas habían realizado el depósito. Salí temprano del trabajo y fui a Frávega a comprar el aire acondicionado. Llegué a casa súper emocionada, al fin mi sueño se había cumplido: adiós al calor. Agradezco el servicio de préstamos personales en efectivo porque muchas personas estarían sin poder acceder a ciertas ofertas que mejoran la calidad de vida. Ahora podré pasar más tiempo en casa y pagaré las cuotas con intereses bajos y en pesos.

Les recomiendo a todos aquellos que quieran solicitar préstamos personales en línea. El trámite es simple y rápido. Pueden realizar el pedido por Internet y descargar una aplicación para calcular cuánto puede prestarte y las cuotas que pagarás después.

Préstamos Personales

Préstamos Personales en línea: https://moni.com.ar/prestamos-personales