Aforismos Filosóficos

Los aforismos una lentitud de una meditación que se parece mucho al añejamiento.


Una amiga me hizo conocer los aforismos como género literario, yo pensé que se trataban de simples frases, desconocía que existía el género aforístico, imaginaba que los aforismos eran citas extraídas de escritores célebres, para mi sorpresa, cuando fui hurgando en el vasto universo de las sentencias descubrí que existen una buena cantidad de escritores de diversas nacionalidades. Lo más impactante es que, al ser un género tan expansivo, amplió mi pequeño universo y lo llevó a otra dimensión.

La etimología de la palabra aforismo es “Sentencia breve y doctrinal que se propone como máxima”. Sin embargo, no logra representar lo que es el género aforístico, me da la impresión de que esa definición es más antigua y un poco apocada, pues no aúna la diversidad de significados a los que arriba el género, es decir, la definición según la RAE, no alcanza a la forma en la que escriben los autores del sigo XX y XXI.

Una de las mejores definiciones del género aforístico la escribió Víctor Massuh, y está en contratapa del libro 'Umbrales': "El aforismo -un género difícil por su engañosa facilidad- requiere don poético y la lentitud de una meditación que se parece mucho al añejamiento. Pero también es un discurso impaciente por arribar a un cierre ingenioso o a una síntesis definitiva. Todos estos rasgos están presentes en los bellos textos de Alejandro Lanús.” No me cabe duda alguna que las palabras de Massuh, son las más certeras a la hora de definir lo que son los aforismos en la actualidad.

El género aforístico logra lo que otros géneros no alcanzan ni si quiera en su extensión y en su desarrollo.  Ha de ser una virtud poder decir en veinte palabras una profunda verdad en la que el lector se queda inexorablemente rumiando una y otra vez, encontrando nuevos significados o, simplemente, pasando de largo porque no logramos dimensionar lo que intentó decir un autor en alguno de sus aforismos.

Siento que los aforismos son puntas de lanzas que alteran tu forma pensamiento, tu manera de ver el mundo y deconstruye, de ese modo, tu sistema de creencias para darte un nuevo campo de pensamiento tal cual propone Alejandro Lanús al decir: “El no hacer, que es mi hacer, hace todo.”

Esta forma de pensar, de cuestionar lo hecho, ese decir sin decir, ese callar o, en el caso del ejemplo que cito, de llevar a la acción a través de la inacción, cuestiona y derriba por completo mi manera de pensar, mi forma de ver al mundo, donde la materialización y los frutos de lo hecho parecieran ser lo más importante en nuestras vidas. Aforismos como este que destaco nos ayudan a develar nuestra propia trama de la existencia y la llevan a otros estadios de la conciencia.  

La literatura es tan grande y vasta como la cantidad de escritores que hay en la tierra, hay una variedad de géneros literarios para cada autor, sin embargo, es sabido que cada género elije a cada autor, es difícil imaginar a Borges escribiendo novelas, claro está. Ahora, es curioso ver lo celoso que es el género de los aforismos, el cual pareciera elegir a muy pocos escritores y poetas, y a un puñado de filósofos.

Con los aforismos me sucede algo muy peculiar, me puedo hallar en el medio de un desierto inmersa en una paz total y al instante que leo otro aforismo me arrasa y me lleva a un infierno sin nombre. Esa cualidad la tienen la poesía y la filosofía, ambas son capaces de llevarnos a los extremos más inauditos, esa suerte de respirar naufragios ajenos y propios, para reconstituirnos nuevamente.

Aforismos Filosóficos

Más información: https://www.alejandrolanus.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario