Aforismos Ejemplos

El aforismo es un género que nació en la antigua Grecia, aproximadamente en el año 430 a.C. en épocas en que los libros pertenecían exclusivamente al clero y a las clases altas y cultas. Hipócrates, el padre de la medicina, fue quien inventó los aforismos, como una forma oral de transmitir en el conocimiento dada su brevedad, sin necesidad de que el conocimiento tuviera que difundirse sólo a través de los libros.

Algunos ejemplos de aforismos de Hipócrates: “A grandes males, grandes remedios.” "Criticar sin mejorar los trabajos de los demás es una grave prueba de ignorancia.” "Cuanto más alimento dieres a un estómago cargado de impurezas, más agravarás el mal.” “Las substancias que dan pronta y acumulativa nutrición se excretan rápidamente.” “Ni la inapetencia ni el hambre ni ninguna otra cosa son buenas cuando exceden los límites de la naturaleza.”

Si bien la definición de aforismo es “sentencia breve, doctrinal o moral, que se utiliza para alguna ciencia o arte que se propone como máxima.” Luego los aforismos, tuvieron un giro con Séneca, quien fue preceptor y maestro del siniestro Nerón, dicho Emperador, al poco tiempo, obligó al filósofo a suicidarse, quien nos dejó estos aforismos: “La carencia de una cosa le da precio.” “No hay desgracia igual a la execración pública.” “No sabe ser rey el que teme mucho el odio ajeno.”

Varios pensadores franceses utilizaron a los aforismos como una forma de denuncia al poder reinante en Francia, por todos los excesos que vivían en la realeza entre el siglo XVII y XVIII. Los aforismos de esa época se concentraron en hacer una crítica severa a las costumbres y a la mentalidad de una época que, al poco tiempo, a mediados de 1.789, derivó en la Revolución Francesa. Entre los llamados "moralistas franceses", quienes utilizaron a los aforismos como modo de expresión y de expansión a la conciencia del pueblo, se destacaron:

François de La Rochefoucauld, algunos ejemplos de sus aforismos: "Es más necesario estudiar a los hombres que a los libros.”   "Confesamos nuestros pequeños defectos para persuadirnos de que no tenemos otros mayores.” "Todo el mundo se queja de no tener memoria y nadie se queja de no tener criterio.”  "No se elogia, en general, sino para ser elogiado.”

Jean de La Fontaine, algunos ejemplos de sus aforismos: "Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda.” "Ningún camino de flores conduce a la gloria." “Las personas que hacen poco ruido son peligrosas.” "La avaricia lo pierde todo por quererlo todo.” "Cualquier poder, si no se basa en la unión, es débil.”

Blaise Pascal, algunos ejemplos de sus aforismos: "La conciencia es el mejor libro moral que tenemos.”   "No poseemos la verdad ni el bien nada más que en parte y mezclados con la falsedad y con el mal.”  "Por muchas riquezas que el hombre posea y por grandes que sean la salud y las comodidades que disfrute, no se siente satisfecho si no cuenta con la estimación de los demás.”  "La moral es la ciencia por excelencia; es el arte de vivir bien y de ser dichoso.”

Jean de la Bruyere, algunos ejemplos de sus aforismos: "No admitir corrección ni consejo sobre la propia obra es pedantería.” "Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad.” "La mayoría de los hombres emplean la mitad de su vida en hacer miserable la otra.” "Cuanto más se acerca uno a los grandes hombres, más cuenta se da de que son hombres.”

Voltaire, algunos ejemplos de sus aforismos:” El sentido común no es nada común.”   "Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo.” "La parte más filosófica de la historia es hacer conocer las tonterías cometidas por los hombres.” "La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás."

Varios siglos más adelante, en el siglo XXI, se destaca en el género aforístico un escritor contemporáneo, Alejandro Lanús. Aunque este argentino también pareciera abordar a los aforismos con cierta dosis de moral o bien, como búsqueda de toma de conciencia. Estos son algunos ejemplos de sus Aforismos: “El bien es selectivo; el mal reúne a todos.” “El abyecto siempre es el mismo. El justo no siempre es justo.” “Toda pobreza ajena a uno mismo es nuestra propia pobreza." "Las quejas no tienen tanta fuerza como las acciones."

Aforismos Ejemplos 01

Aforismos Ejemplos 02

Aforismos Ejemplos 03

Aforismos Ejemplos 04



No hay comentarios:

Publicar un comentario