Rinoplastia: Una segunda oportunidad


Así como les cuento, a pesar de que los riegos en la rinoplastia son mínimos, ya me han realizado dos cirugías de nariz. Hace dos años decidí operarme por cuestiones estéticas porque era muy ancha para mi rostro. Busqué en Internet algunos médicos, pero para ser sincera leí muy poco y rápidamente agendé un turno. Creo que la falta de información fue un error.

Unos meses después de la operación, la punta de mi nariz estaba caída y comencé a tener molestias y problemas respiratorios. Esta situación se fue tornando cada vez peor y llegué a asustarme muchísimo. Una compañera de trabajo también se había realizado una rinoplastia, pero con otro especialista y le quedó la nariz perfecta; así que me recomendó al cirujano plástico que la atendió.

Pedí una primera consulta con el fin de que me explicara cual era mi situación y amablemente me indicó varios estudios. Luego me dijo que no era riesgoso ni complicado lo que me debía hacer para corregir los problemas que tenía. Qué alivio sentí al escuchar esas palabras. No sé por qué, pero me sentía segura y confiada en que esta vez la rinoplastia saldría bien.

El día de la cirugía de nariz estaba un poco nerviosa, pero creo que es normal antes de cualquier operación por muy sencilla que sea. Lo último que recuerdo fue que me dormí y por suerte al despertar todo había terminado. El cirujano plástico me dijo que la rinoplastia había sido un éxito. Ahora sólo tenía que esperar a que me quitaran todo y ver el resultado con mis propios ojos.

Pasaron los días y estaba impaciente por ver mi nueva nariz, pero cuando me
retiraron las vendas pude respirar perfectamente y, al mirarme en el espejo, mi alegría fue inmensa porque mi nariz quedó justo como la había imaginado siempre: perfecta para mi rostro. Estoy muy agradecida con el cirujano plástico por el maravilloso trabajo que hizo. Hace seis meses que me realicé la rinoplastia y los resultados están a la vista.

Rinoplastia

1 comentario:

  1. Quedó genial la rinoplastia. Un genio el cirujano plástico Axel Hemmingsen.

    ResponderEliminar