Prótesis Mamarias Testimonio Dos

Cuando tenía 12 años mis amigas comenzaron a desarrollar sus cuerpos y yo quedé más baja que todas ellas y sin pechos. Tenía la zona completamente plana, como si nada pasara. Mi mamá decía que tenía que esperar, que cada niña se desarrolla de una forma diferente y a su debido tiempo; pero pasó el tiempo, cumplí 15 años y aún mis pechos no estaban marcados.

Sólo me crecieron un poco los pezones y empecé a usar sujetador con relleno para que todos creyeran que tenía pechos normales como las mujeres de mi edad. Fue a los 18 años, cuando cumplí mi mayoría de edad, que hablé con mi madre para ponerme prótesis mamarias. Ella no estaba convencida, pero con mi insistencia fue cediendo y juntas empezamos a investigar el tema.

Descubrimos que las prótesis mamarias son de diferentes marcas y que cada una otorga a la zona del escote un semblante diferente. Entonces, planeamos tres consultas con especialistas para hablar del tema y tomar una decisión.

En la entrevista sólo un cirujano plástico se tomó el tiempo de explicarme las diferencias entre prótesis mamarias, sus marcas y material. Decidí que esa era el profesional que quería para mi cirugía.

Al mes de la consulta, me pusieron las prótesis mamarias que habíamos elegido con el cirujano y el resultado fue excelente. Me sentí completamente feliz de solucionar un tema que me tenía tan acomplejada. Y lo primero que hice luego de mi recuperación, fue salir de compras en busca de blusas que muestren mejor el escote y poder lucirlo con seguridad.

Para más información sobre prótesis mamarias, puedes leer el Sitio Web oficial del cirujano plástico Axel Hemmingsen. Especialista en aumento mamario y rinoplastia.

Prótesis Mamarias

No hay comentarios:

Publicar un comentario